Cuando el deportista es la marca

Cuando el deportista es la marca - Johan Cruyff Institute

Michael Jordan redefinió el marketing deportivo en la década de los 80 y 90 y gracias a su marca ‘Air Jordan’ ingresa en el club de los más ricos de la revista Forbes

Un patrimonio de mil millones de dólares le ha llevado a formar parte del selecto grupo de los más ricos de la revista Forbes. Michael Jordan lleva nada menos que 12 años retirado del baloncesto, pero su imagen sigue estando por las nubes y su cuenta corriente, también. El mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos redefinió el marketing deportivo en la década de los 80 y 90. Nike se enamoró de él, apostó por ese diamante llegado de North Carolina y que Adidas desestimó porque no era muy alto, y diseñó unas zapatillas que han ido pasando de generación en generación. “Una marca es una respuesta emocional ante una imagen, ante el nombre de una empresa o ante una persona”, según describe el reconocido publicista Risto Mejide. En el caso de Jordan, se junta todo.

La sombra de Michael Jordan es alargada, como su inigualable salto representado por esa silueta negra con las piernas abiertas y el brazo derecho apuntando al cielo convertida en una de las marcas más rentables de la historia del deporte.

Cuando el deportista es la marca - Johan Cruyff Institute

Las ‘Air Jordan’ de Nike han cumplido 30 años y su fama sigue subiendo: en 2014, las ventas de este modelo de zapatilla subieron un 2,6% ascendiendo hasta los 2.600 millones de dólares, según datos de SportScanInfo. La ex estrella de los Chicago Bulls se embolsó el año pasado 100 millones de dólares gracias a su propia marca, comercializada por Nike, y sus zapatillas se venden 10 veces más que las de LeBron James, la actual estrella de la NBA. Eso significa que Michael Jordan  ingresó en sólo 12 meses más dinero que los 94 millones de dólares que acumuló durante los 15 años como jugador franquicia de Chicago Bulls y Washington Wizards.

A Nike le va divinamente con Jordan y a Jordan, de maravilla viendo cómo gana ahora más dinero que cuando sudaba la camiseta. “En cualquier inversión tienes que esperar divertirte y ganar dinero”, dice Jordan. Él sigue haciendo ambas cosas mientras Nike no deja de ir renovando la marca para llevarla a todos los públicos a la vez que sigue cuidando a los amantes del baloncesto. Por poner un ejemplo, el pasado diciembre lanzó las retro Air Jordan XI ‘Legend Blue’: en tres horas se agotaron en la página web de Nike y no tardaron mucho más en agotarse en otras tiendas retail.

Cuando el deportista es la marca - Johan Cruyff Institute

Michael Jordan hace ahora los fichajes para su marca; al menos, los deportistas deben recibir su visto bueno para entrar en nómina de Nike. Los All-Star Carmelo Anthony, Chris Paul, Blake Griffin y Russell Westbrook son algunos de los 30 jugadores de la NBA en activo con contrato de Jordan. Pero nadie vende como el jefe.

Cuando el deportista es la marca - Johan Cruyff Institute

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The Magazine