El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

abril 9, 2021

El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

La profesora y coach Joyce van Kooten profundiza en los diversos aspectos del coaching aplicado a la formación de deportistas de élite en Johan Cruyff Academy, donde es responsable de la admisión y del desarrollo formativo de los estudiantes-deportistas

Desde 2007, Joyce van Kooten ha participado como profesora y coach en el desarrollo del programa de coaching aplicado a la formación de deportistas de élite en Johan Cruyff Academy en Ámsterdam. Junto con el resto del equipo, se esfuerza por lograr el equilibrio ideal entre el desempeño que supone compaginar una carrera deportiva de alto nivel con una licenciatura en marketing deportivo a tiempo completo.

Las tres sedes de Johan Cruyff Academy en Ámsterdam, Groningen, Tilburg ofrecen una orientación a medida para cada estudiante-deportista. En esta entrevista, Joyce explica abiertamente y con todo detalle, los éxitos y desafíos que comportan la orientación de los estudiantes-deportistas de la licenciatura.

En esta primera parte, hablamos con Joyce sobre los factores que determinan el éxito o el fracaso. Próximamente, analizaremos el coaching aplicado a la formación de deportistas de élite según el deporte y la tipología de deportista (Parte II), y de la orientación específica para deportistas del más alto nivel (Parte III).

¿En que está basado tu enfoque del coaching aplicado a la formación de deportistas de élite?

De acuerdo con la filosofía de Johan Cruyff, en todo el proceso de supervisión, desde la llegada de un estudiante hasta su partida, con o sin diploma, nuestro enfoque está en la persona. Utilizamos principalmente el ‘modelo holístico de desarrollo de la carrera deportiva’ de Paul Wylleman.

El modelo se basa en que un deportista se enfrentará a diversos retos en su carrera y que, además, todos estos aspectos no son independientes, sino que están interrelacionados. Los avances en un área suelen tener un efecto en otras.

«De acuerdo con la filosofía de Johan Cruyff, en todo el proceso de supervisión, desde la llegada de un estudiante hasta su partida, con o sin diploma, nuestro enfoque está en la persona».

Los estudiantes-deportistas que inician un programa de estudios suelen tener más dificultades que otros estudiantes porque se encuentran en una fase de transición en varios aspectos de sus vidas: a menudo afrontan nuevas obligaciones a nivel deportivo y, sin duda, el compromiso que supone el estudio y las relaciones con los amigos también cambian, se vuelven más independientes de sus padres, pueden irse a vivir solos, se les dan más responsabilidades financieras, etc.

Por tanto, el modelo de Wylleman examina todas las facetas de una vida deportiva de alto nivel y cuál es su contexto. Trata todos los asuntos al mismo tiempo y cómo interactuan entre sí: ¿Quién eres como persona? ¿Cómo es tu entorno? Y dentro de ese entorno: ¿puede haber un buen equilibrio entre deporte y estudios?

El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

Modelo holístico de desarrollo de la carrera deportiva – Paul Wylleman. Fuente: Wylleman, P., De Brandt, K., & De Knop, P. (2020). In D. Hackfort and R. Schinke (Eds.), Routledge International Encyclopedia of Sport and Exercise Psychology: Volume 2: Applied and Practical Measures (pp. 89-106). New York, NY: Routledge.

 

¿Cómo y cuándo haces este análisis de sus vidas con los estudiantes-deportistas?

Ofrecemos una orientación a medida para cada estudiante. Para poder hacerlo, como coach necesitas conocer bien al estudiante-deportista, para poder adaptar el acompañamiento a su situación lo mejor posible. También queremos que los estudiantes adquieran más autoconocimiento, para que aprendan dónde radican sus puntos fuertes y poder avanzar hacia una mayor autorregulación. Cuanto mejor se conozcan a sí mismos, más podrán cambiar, desarrollarse y orientar mejor sus vidas.

Cuando nuestros estudiantes-deportistas empiezan sus estudios, usamos el modelo Wylleman para conocerlos. Los estudiantes rellenan un cuestionario basado en el modelo, que nos da una visión de los diversos aspectos de su vida. En ese momento detectamos inmediatamente si hay puntos de atención que requieren una acción rápida.

«Queremos que los estudiantes adquieran más autoconocimiento, para que aprendan dónde radican sus puntos fuertes, y así poder avanzar hacia una mayor autorregulación».

Para los estudiantes-deportistas es una oportunidad para pensar en su propia situación, para algunos supone incluso la primera vez que lo hacen. Es como un ‘partir de cero’ al comienzo de sus estudios, y continuamos trabajando todos los aspectos a lo largo de sus carreras.

Además, utilizamos otros instrumentos y modelos a lo largo de su programa de estudio, que les ayudan a obtener una mayor comprensión de su propia personalidad y habilidades, como la metodología de Belbin, el cuadrante central de Ofman, el análisis FODA y la herramienta de evaluación de la doble carrera.

En varias ocasiones, les pedimos que formulen sus objetivos de desarrollo y que evalúen el grado de consecución de éstos. De esta manera, los estudiantes se forman una imagen cada vez mejor de sí mismos, con la esperanza de que también logren un mejor control de su difícil situación.

«Poco a poco descubren que las habilidades que desarrollan a través de su deporte les ayudan en sus estudios, y viceversa».

A través de todo esto, desarrollan las habilidades que necesitarán como futuros profesionales del marketing. También descubren gradualmente que las habilidades que desarrollan a través de su deporte les ayudan en sus estudios, y viceversa.

También tomamos la iniciativa en ese contacto con los estudiantes-deportistas, especialmente al principio de su programa, y si no hemos sabido de ellos por un tiempo. Siempre empezamos por un ‘¿Cómo estás?’ Evitamos explícitamente hablar de entrada sobre el progreso en sus estudios. Es importante mostrar que anteponemos la persona al deportista (así es como se ven a sí mismos por encima de todo), y que también miramos otros aspectos de su vida, incluyendo sus estudios.

Es de vital importancia tener en cuenta esto, porque al no tener mucho tiempo, a veces se tiende a tocar inmediatamente el tema de sus estudios, y nuestra experiencia demuestra que invertir tiempo primero en la persona es siempre más eficaz, para crear compromiso y motivación para la formación académica.

«Es importante anteponer la persona al deportista -que es como se ven ellos por encima de todo- y también mirar otros aspectos de su vida, incluyendo sus estudios».

 

VIDEO: Conferencia de Paul Wylleman para la Universidad de Flandes: «¿Por qué el más rápido no siempre gana el oro olímpico?»

¿Esta información es confidencial, ¿verdad?

Sí, tanto la confianza como la seguridad son aspectos muy importantes, diría incluso que son cruciales en la relación que el coach tiene con el estudiante-deportista. Siempre nos aseguramos de recalcar cuando completan el cuestionario al comienzo de sus estudios, que la información proporcionada es tratada de forma confidencial.

Es importante que el deportista sea consciente de esto, porque facilita la comunicación abierta para que podamos dar respuesta a las señales de forma más efectiva. Los deportistas a menudo se inclinan por querer resolver los problemas por sí mismos, por lo tanto, no siempre se abren fácilmente a compartir lo que les sucede en sus vidas. Como coach de los deportistas, se debe prestar mucha atención a esas señales.

El estudiante-deportista debe identificar, o aprender a identificar, los aspectos que juegan un papel importante en su vida, y como coach de los deportistas de élite, aprendes a captar eficazmente sus señales e invitarlos a comunicarse contigo, de tal manera que se sientan siempre bienvenidos.

«Los deportistas a menudo se inclinan por querer resolver los problemas por sí mismos, por lo tanto, no siempre se abren fácilmente a compartir lo que les sucede en sus vidas».
El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

Joyce van Kooten junto a “Las 14 reglas de Johan Cruyff”.

¿Dónde está el límite entre el coaching y la orientación terapéutica?

Puede ser confuso a veces, pero es crucial vigilar los límites de la tutoría. A través de las herramientas que utilizamos, los deportistas de élite obtienen más conocimiento de sí mismos, especialmente para que puedan actuar por su cuenta. El punto de partida es que los guíes, pero ellos son responsables de sus propias vidas.

«Como coach de deportistas, tienes que hacer frente a problemas que a menudo impactan en el deporte».

Como coach de deportistas, tienes que hacer frente a problemas que a menudo impactan en el deporte, como la anorexia; los casos de abusos o el comportamiento dominante de los entrenadores (la gimnasia ha dado varios titulares en las noticias, pero también sucede en otros deportes); la presión de los padres sobre el progreso en los estudios además de los compromisos deportivos; enfrentarse a dificultades a causa de semanas sobrecargadas de actividades en ambas áreas; o poner los asuntos personales en el último lugar, después del deporte y los estudios. Y tienes que saber cuándo, como coach, no puedes ofrecer la orientación adecuada.

Acudimos al consejero estudiantil de la universidad para todas esas circunstancias personales que suceden fuera del deporte. Por ejemplo, este consejero puede remitir a un estudiante a un psicólogo. También puede ver con el deportista si puede encontrar esa ayuda en su entorno deportivo, a través de un psicólogo deportivo, especialmente si tiene que lidiar con situaciones difíciles que también están relacionadas con su deporte.

El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

¿Cómo actúa un coach de deportistas de élite?

Los jóvenes deportistas han aprendido a reflexionar sobre sus habilidades deportivas, pero no a reflexionar sobre sí mismos como individuos. Por tanto, el coach debe tener una actitud abierta, accesible y acogedora para que puedan cruzar fácilmente el umbral y empezar a pensar y hablar de sí mismos.

«En un clima abierto, el tiempo no es un problema, pero el tiempo que tienes es limitado».

El tiempo no se tiene en cuenta como punto de partida, pero la realidad es que el tiempo que tienes es limitado. En ese clima abierto que creas debes transmitir que se puede hablar de todo y animar a los estudiantes a hablar de todos sus asuntos contigo. En muchos deportes, también vemos que el tipo de orientación que ofrecemos no es el estándar para estas edades. A veces te cuentan historias impactantes, y no quieres simplemente cortarlas, sino que tienes que manejar esas situaciones de manera eficiente.

«El objetivo del coaching es hacerlos más fuertes».

Además, deben ser conscientes de que el coaching tiene como objetivo hacerlos más fuertes. Esto significa que debes formular las preguntas teniendo en cuenta aquello que el estudiante-deportista quiere y necesita. Pero explicar la importancia de este concepto a menudo no funciona. Es mejor ayudarles a construir paso a paso, ayudarles a establecer pequeños objetivos a corto o medio plazo, para que puedan experimentar el éxito durante el proceso.

«A veces hay que darles tiempo para que descubran las cosas por sí mismos. Pero eso no significa que haya que dejarlo todo en sus manos».

En este sentido, tenemos en cuenta las ideas de Jelle Jolles, profesor de neuropsicología, director del Centro para la Mente y el Aprendizaje, y autor del libro The Teenage Brain (El cerebro del adolescente), en el que sostiene que los cerebros de los jóvenes no están todavía preparados para realizar todas las funciones. A veces, hay que darles tiempo para que descubran las cosas por sí mismos, pero eso no significa que haya que dejarlo todo en sus manos.

Por el contrario, el objetivo es ayudar a los estudiantes a asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje. Y como a menudo necesitan desarrollar este aspecto a su propio ritmo, como tutor tienes la responsabilidad de ayudarles a empezar. Ayudarles a establecer límites es normalmente una buena manera, porque ya están acostumbrados a hacerlo en su deporte. El aprendizaje en el autoconocimiento y la autorregulación va acompañado del compromiso y la experiencia del coach.

Para ayudar a los estudiantes a aprender cómo obtener más autoconocimiento, les pedimos, por ejemplo, que pidan feedback a las personas que los rodean, sobre cómo los ven. Luego discutiremos los conceptos de la mentalidad fija y la mentalidad de crecimiento: ¿se aferran a los aspectos innatos e inmutables o buscan aquello que pueden mejorar a través de la práctica? Al principio, suelen pedir feedback a las personas que ya conocen bien, lo que confirma principalmente lo que ya saben de sí mismos, lo que también está bien, y un poco más tarde los desafiamos a pedir feedback y a estar abiertos a las percepciones de las personas que conocen menos, para llegar a nuevas percepciones de sí mismos.

«A menudo ayuda si les demuestras cómo tú, como coach, sigues trabajando en tu propio desarrollo, aprendiendo cosas nuevas, y les pides su feedback sobre tu rendimiento».

Lo que suele funcionar es mostrarles cómo tú, como coach, sigues trabajando en tu propio desarrollo, aprendiendo cosas nuevas por ti mismo, pidiéndoles su opinión sobre tu rendimiento y mostrándote abierto a que lo hagan.

La actitud profesional del coach cambia cuando el estudiante-deportista tiene más conocimiento de sí mismo. Tengo más conversaciones variadas con jóvenes deportistas que con deportistas más maduros. También observamos que los deportistas de élite tienden más a la autorreflexión y el autoconocimiento. Esto lo confirma Laura Jonker, científica y experta en el campo de la autorregulación, con varios artículos publicados al respecto.

Por último, es igual de importante centrar la atención en el deporte como fijarse metas en los estudios. Eso a veces crea fricciones entre el estudiante y el coach. Se nos puede ver como personas estrictas y exigentes, pero es producto de la confianza que tenemos en ellos y las buenas experiencias que se pueden generar. Mi trabajo como coach es ayudarles a sacar lo mejor de sí mismos en todas las áreas, y no huir de las cosas difíciles. Si se lo explicas bien, normalmente se dan cuenta.

El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

¿Cuáles son las principales dificultades en el coaching aplicado a la formación de los deportistas de élite?

  1. Hablar y explicar demasiado, en lugar de escuchar y dejar que el estudiante hable. Y pensar que tienes la solución correcta y querer imponerla. El arte de la orientación de estudiantes es siempre encontrar el equilibrio entre el asesoramiento y el coaching. Cuanto más preparados estén, más puedes dejarlos hacer por sí mismos. Para esto, se puede usar el modelo de aprendizaje de cuatro fases “(in)consciente/(in)competente, aunque, por supuesto, a veces un consejo práctico puede ayudar cuando todavía no tienen ciertos conocimientos.
«No tiene sentido decirles que el mundo es diferente de la forma en que lo experimentan».
  1. Siempre debes tomarte las señales en serio, y no debes minimizar o ignorar nada. Se trata de su percepción. No tiene sentido decirles que el mundo es diferente de la forma en que lo experimentan. Por ejemplo, si dicen que su semana está muy llena y que están extremadamente ocupados, pero tu piensas que su semana no está tan llena como parece, decirles que «no es para tanto» no va a ser muy útil. Darles confianza en que están haciendo lo correcto, y que pueden manejarse mejor con algo de ayuda y ajustando su enfoque, normalmente funciona mejor.
  2. Nunca hay que aplicar ‘un criterio universal’. Lo que funciona para un estudiante-deportista puede ser completamente contraproducente para otro. Como coaches no podemos actuar de acuerdo a nuestras preferencias personales, o dar consejos estándar en ciertas situaciones. Hay que buscar siempre lo que el estudiante-deportista necesita, sin olvidarse de uno mismo y también indicando claramente dónde están tus propios límites.

¿Cuáles han sido los retos más difíciles para ti como coach?

A veces siento impotencia, por ejemplo, cuando los deportistas abandonan por frustración, y luego hablan mal de nosotros a los demás, algo que sabemos por otros deportistas durante las sesiones de información o el proceso de admisión. Por eso siempre llamamos al deportista que abandona sus estudios, para intentar terminar con algo de positividad. Desafortunadamente, no siempre es posible y, si no funciona, a veces me resulta difícil aceptar que haya sucedido.

Recientemente, hubo una deportista que completó con éxito sus estudios, pero con mucha incomprensión hacia nosotros y hacia nuestro programa académico. Era una deportista muy independiente, que utilizó al equipo con peticiones que no siempre podían encajar. En mi opinión, habíamos hecho todo lo posible. Me dolió mucho oírle decir que Johan Cruyff Academy «había ido en su contra», cuando ella pensaba que “estábamos allí para hacer todo lo posible». Me dolió mucho escuchar eso porque es todo lo contrario a lo que somos, como equipo y yo como persona.

«Los estudiantes no siempre entienden el esfuerzo que se necesita para cumplir con todos los requisitos educativos».

A veces se requiere mucho esfuerzo, tiempo y creatividad para cumplir con todas las exigencias de la educación profesional superior y la universidad de ciencias aplicadas, y para buscar la manera de hacer excepciones y encontrar el modo de encajar deporte y estudios.

Por lo general, no quieres cargar a los estudiantes-deportistas con ello, y a veces no lo ven y se crea una «lucha» o fricción en la relación, porque no siempre podemos conseguir todo lo que necesitan. Lo hacemos lo mejor que podemos, dentro de nuestras posibilidades, y al final también tenemos que cumplir con todos los requisitos del programa de formación profesional.

A menudo, te sientes como «Calimero» cuando te enfrentas a los límites de la organización, y como «Astérix» cuando consigues encontrar una solución creativa aceptable para todas las partes.

A veces comparto esta lucha con los estudiantes, en situaciones que parecen injustas y cuando les ayuda a entender que no podemos aceptar todo lo que nos piden, o cuando hay que lidiar con una solución menos favorable. Normalmente funciona bien para aclarar las cosas, si se les explica bien, y en la mayoría de los casos, podemos reírnos de ello juntos en la ceremonia de graduación.

El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

¿De qué te sientes más orgullosa como coach?

De compartir la orientación educativa con el equipo. Nunca es «tu» éxito cuando un estudiante-deportista lo logra. Guiamos a nuestros deportistas de élite como equipo. A veces prefieren recurrir a otro compañero en ese camino. Tengo que aceptarlo como coach, y darles ese espacio, para que puedan buscar orientación de, por ejemplo, su profesor de proyecto.

Por lo tanto, lo hacemos juntos, y eso hace que el proceso sea mejor y más divertido. También celebramos juntos los éxitos. En mi opinión, éste es un factor importantísimo de éxito: que no estoy sola. Somos un equipo relativamente pequeño, y todos conocemos a los estudiantes personalmente. Coordinamos ese acercamiento entre nosotros, tanto hacia los grupos como hacia los individuos, manteniendo siempre la privacidad si el estudiante ha confiado en ti.

Pero siempre soy la responsable y el punto de contacto para el desarrollo general de sus estudios, de lo contrario se corre el riesgo de que los estudiantes traten de encontrar el «mejor trato» con diferentes profesores, ¡especialmente porque todos son muy accesibles! Pero gracias a la continua coordinación dentro del equipo, abordamos esto rápidamente y hacemos entender al estudiante que realmente tenemos que hacerlo juntos.

 

El Coaching aplicado a la formación de deportistas de élite. Parte I

Joyce van Kooten.

Joyce van Kooten es consejera de estudios y profesora en Johan Cruyff Academy Ámsterdam, parte de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam. Como consejera de estudios, es responsable de la admisión y el progreso de los estudiantes. Al hacerlo, ella y su equipo se esfuerzan por encontrar el equilibrio idóneo entre deporte y estudio para cada estudiante-deportista. También es profesora de Personal Branding y habilidades comunicativas donde los estudiantes-deportistas adquieren conocimientos sobre su desarrollo personal y profesional.
Joyce fue consultora en «contratación y selección» y «desarrollo gerencial» en el sector empresarial para KPN y TNO. A través de su empresa Joynyou, trabaja como coach personal para el Máster en Coaching de Johan Cruyff Institute de Ámsterdam, colabora con las tres Johan Cruyff Academy, y es profesora en los módulos online en inglés de Liderazgo y Gestión de Personas en el Deporte que ofrece Johan Cruyff Institute. Su ambición es contribuir (aún más) con su propia empresa a proyectos en el ámbito del desarrollo personal y la autorregulación de los jóvenes deportistas.

MÁSTER EN

Coaching Ámsterdam - Inglés

Según la visión de Johan Cruyff, el coaching va más allá del uso del conocimiento táctico y técnico. El coaching trata sobre cómo gestionarse a uno mismo, a los jugadores, al personal, al equipo y al entorno. Los antecedentes personales de cada participante constituyen la base para su futuro desarrollo y una mejor comprensión de sí mismos como entrenador y / o gestor.

Más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The Magazine