“La FIFA es un referente en materia de derecho deportivo”

abril 30, 2021

“La FIFA es un referente en materia de derecho deportivo”

Joe Bonilla, abogado especialista en derecho deportivo y profesor del Diplomado en Derecho Deportivo semipresencial en Colombia, valora las últimas reformas nacionales e internacionales que afectan, entre otras materias, al fútbol femenino, a los entrenadores, a la legislación antidopaje y a la nueva ley del deporte en Colombia

El mundo del fútbol anda revuelto últimamente por el proyecto de creación de la Superliga europea, pero las luchas de poder y las discrepancias en la gobernanza del deporte más popular del planeta son cada vez más evidentes en su camino hacia la profesionalización de su gestión. La contratación de deportistas profesionales, las transferencias, la resolución de disputas ante federaciones y tribunales de arbitraje­, la gestión de la propiedad intelectual o los derechos de imagen difieren mucho dependido del lugar del mundo en el que pongamos la mirada. El derecho deportivo ha adquirido especial relevancia en los últimos años.

Johan Cruyff Institute impartirá, a partir del 15 de junio, el primer Diplomado en Derecho Deportivo Semipresencial en Colombia y contará, entre el elenco de profesionales que impartirán el módulo presencial en Bogotá, con Joe Bonilla. Con más de 16 años como asesor de clubs nacionales e internacionales, empresas, jugadores y directivos de la industria del fútbol en materia de derecho deportivo y derecho laboral, Joe asesora a entidades de renombre como América de Cali, Millonarios, Júnior, Equidad, Independiente, Santa Fe, y otros más allá de sus fronteras como el Chapecoense de Brasil o el Chelsea de Inglaterra.

“La FIFA es un referente en materia de derecho deportivo”

Joe Bonilla.

Con él hablamos de las últimas reformas nacionales e internacionales en derecho deportivo, de esas diferencias que todavía existen entre países y continentes, y de dos colectivos que, tras años de reivindicar sus derechos, empiezan a ser escuchados. «La FIFA es un referente en materia de derecho deportivo», asegura Joe Bonilla, actual miembro de la Junta Directiva del América de Cali S.A., de la Asociación Colombiana de Derecho Deportivo y miembro fundador y director de la Asociación Sudamericana de Abogados del Fútbol, entre otros.

La FIFA ha introducido dos conjuntos de reformas trascendentales que servirán para ofrecer más protección a jugadoras y entrenadores. ¿Cuáles serán los cambios más importantes para ambos colectivos?

Respecto a entrenadores y directores técnicos, con el nuevo reglamento de la FIFA quedan protegidos por una regulación internacional, algo que no ocurría anteriormente. Para nosotros, ha representado un avance importante, sobre todo porque se trata de trabajadores que antes tenían que acudir a las jurisdicciones locales, por ejemplo, a reclamar ante la jurisdicción ordinaria laboral o ante la jurisdicción civil, para que se les respetaran y reconocieran sus derechos. Esta medida les protege y está generando un marco regulador que dará una mayor seguridad jurídica a los entrenadores, pero también a los clubs y a las federaciones. Lo que está buscando la FIFA con esta nueva norma es estabilidad contractual, ya sea en el caso de los jugadores como de los directores técnicos.

En el caso de las jugadoras de fútbol, la FIFA establece ciertas medidas laborales que están destinadas a proteger a las futbolistas que queden, por ejemplo, embarazadas. Creo que responde a una reivindicación histórica de las jugadoras, que contarán con la protección del máximo organismo del fútbol mundial. La regulación establece que los clubs están obligados a garantizarles 14 semanas de licencia remunerada en caso de embarazo y deberán facilitar la reincorporación a su puesto de trabajo tras el período por parto.

«La FIFA establece ciertas medidas laborales destinadas a proteger a las futbolistas que queden, por ejemplo, embarazadas. Ello responde a una reivindicación histórica de las jugadoras, que contarán con la protección del máximo organismo del fútbol mundial»

El fútbol femenino está en clara fase de expansión, pero las diferencias con el fútbol masculino siguen siendo muy significativas. ¿Cuál cree que debería ser la próxima gran reforma legislativa en el fútbol femenino para acercarle a esa profesionalización que tanto reclaman?

 Consideramos indispensable que la primera división del fútbol colombiano organice el torneo femenino en igualdad de condiciones que el masculino, sobre todo en cuanto a duración y participación de clubs. Es fundamental la obligatoriedad de que cada club de fútbol profesional que se afilia cuente con un equipo profesional femenino como requisito para la participación, por ejemplo, en el torneo oficial masculino. Aunque no sea un equipo del club, que haya una alianza de clubs, y que exista esa a efectos de que participen en torneos oficiales. Con esta medida, lo que se pretendería es que los clubs firmen contratos de trabajo más largos que los que están firmando actualmente, que son de dos o tres meses, para ampliarlo a un mínimo de seis meses o un año. Actualmente los campeonatos de fútbol femenino son extremadamente cortos si se tiene en cuenta que para todo el 2021, el torneo de fútbol femenino colombiano durará entre un mes y medio o dos meses.

«Consideramos indispensable que la primera división del fútbol colombiano organice el torneo femenino en igualdad de condiciones que el masculino, sobre todo en cuanto a duración y participación de clubs»

El código penal colombiano ha introducido una modificación esencial para la protección de los deportistas en materia de dopaje. ¿Existen diferencias en relación a otros países?

Es importante aclarar que la jurisdicción criminal de cada país nada tiene que ver con la jurisdicción internacional deportiva del dopaje; en cada país se definen las conductas que se considera necesario penalizar. Por esta razón, muchos estados deciden no sancionar a las personas que realizan prácticas de dopaje, al no encontrar finalidad en dicha sanción. Creemos que esa modificación resulta a veces excesiva e incluso innecesaria a efectos de asegurar la protección de bienes jurídicos como la salud pública, porque muchas veces ese comportamiento ni siquiera trasciende la esfera individual y personal de los individuos. Este es un tema que ha generado debates muy interesantes en torno a las necesidades de involucrar a la jurisdicción penal a efectos de erradicar el doping, una lucha con la que claramente estamos de acuerdo; se debe, por principio, competir en igualdad de condiciones sin factores externos que afecten o modifiquen en beneficio del rendimiento deportivo.

¿Dónde reside la gran problemática en cuestiones de dopaje?

En mi opinión, existen varias problemáticas relacionadas con las prácticas antidopaje. En primer lugar, creo que existe una sobre regulación al respecto, en el sentido de que, incluso al administrarse algunas de las sustancias prohibidas por la Agencia Mundial accidentalmente y sin una clara intención de mejorar el rendimiento deportivo, los deportistas normalmente terminan castigados severamente o sancionados por esa conducta que se ejerce sin esa intención.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Santiago Silva (@tanquesilva09)

Es el caso, por ejemplo, de Santiago Silva, un jugador uruguayo que intentó ser padre y se administró una sustancia necesaria para su tratamiento médico que elevó los niveles de testosterona en su organismo. Aquí es absolutamente claro que la intención del jugador no era la de incrementar su rendimiento mediante la utilización de sustancias prohibidas por el Código Antidopaje, sino la de ejercer su derecho a formar una familia. En este caso, el jugador fue sancionado porque vulneró esas normas antidopaje y creemos que aquí hay que tener en cuenta la intención. Son varios los casos que se conocen de deportistas cuya carrera profesional termina por políticas de persecución tan fuertes, por no tener en cuenta el contexto. Para mí es importante analizar los factores en cada caso en particular, con una comprensión integral de la situación para determinar si es o no dopaje, o si tiene que ver con una razón totalmente distinta.

«Para mí es importante analizar los factores en cada caso en particular, con una comprensión integral de la situación para determinar si es o no dopaje, o si tiene que ver con una razón totalmente distinta»

¿Considera necesario y oportuno actualizar la ley del deporte en Colombia buscando mejores resultados y trascendencia a nivel sudamericano y mundial?

En mi opinión, es totalmente necesario y oportuno actualizar la Ley del Deporte porque las reglas con las que contamos son muy antiguas y su contenido no se corresponde con la realidad deportiva actual. Nuestra Ley del Deporte data de 1995 y no se han hecho las actualizaciones necesarias. Es importante tener en cuenta que Colombia es un país con una historia deportiva relativamente nueva en el contexto mundial. Desde que se formularon las primeras leyes encaminadas al fenómeno de la educación física, la recreación, el deporte, en muchos países ha transcurrido casi un siglo. Dichas normas en Colombia no tienen en cuenta esas variaciones generadas por el desarrollo y la profesionalización de la industria deportiva. Sin duda creo que es necesario que se actualice la legislación deportiva y se acomode mucho más a la realidad actual.

«Es totalmente necesario actualizar la Ley del Deporte en Colombia porque su contenido no se corresponde con la realidad deportiva actual»

El fútbol es el deporte rey en cuanto a popularidad y como motor socio-económico a nivel mundial. ¿Está también a la vanguardia en cuanto a regulaciones legislativas?

En comparación con otros deportes, diría que sí. La FIFA, a través de sus normas y reglamentos, que por lo general se actualizan cada determinado tiempo, normalmente cada año, ha sido referente para las demás federaciones deportivas e incluso ha tratado de armonizar sus reglamentos con las legislaciones en cada país. Ha generado reglamentos base que contienen algunas normas que deben ser aplicadas de manera obligatoria por cada asociación, pero también da la potestad a estas asociaciones de establecer normas que se ajusten a la legislación de cada una de esas federaciones, a la legislación local.

Por ejemplo, en nuestro país podemos remitirnos a la figura del período protegido de los contratos de trabajo con deportistas. Fue creada para establecer un período de protección para los clubs que firman contratos de trabajo a largo plazo con los futbolistas. Tiene sentido que, para legislaciones que permitan la firma de contratos de cinco o más años, se disponga un período protegido de dos o tres años, dependiendo de la edad del jugador, para generar esa estabilidad contractual por los primeros años de contrato. No obstante, cuando traemos esa reglamentación a Colombia, vemos que el período máximo de los contratos fijos en nuestro país es de tres años. Así que aplicar literalmente las disposiciones de la FIFA referentes al período protegido, limitaría completamente la contratación de los jugadores de fútbol al encontrarse inmersos dentro de esta figura durante la totalidad de la vigencia de sus contratos de trabajo, porque se les obliga a permanecer incluso en contra de su voluntad en esos clubs durante la vigencia del contrato si se firmó, por ejemplo, a tres años. Por eso, en este caso, no tendría sentido dar una aplicación literal a los reglamentos de la FIFA. Pero en términos generales, diría que la regulación deportiva del fútbol está a la vanguardia a nivel mundial.

¿El fútbol come en una mesa a parte, o tienes muchos puntos en común con otros deportes en materia legislativa?

El fútbol sí difiere de la mayoría de regulaciones si se tiene en cuenta que se trata de un deporte que se desarrolla en conjunto y para el cual se debe, necesariamente, suscribir un contrato de trabajo en la modalidad profesional, a diferencia de otros deportes como el tenis o deportes individuales en los que la normativa laboral no es indispensable. En tenis, por ejemplo, la relación del deportista no es con un club sino más bien con un patrocinador. Incluso en deportes de equipo, el fútbol ha creado la figura de derechos económicos, que es exclusiva de este deporte y ha derivado en un sinfín de controversias.

¿Cuáles son las mayores diferencias en cuanto a los casos que representas en el fútbol sudamericano y el europeo? ¿Son los conflictos de diferente índole o muy similares?

Independientemente de la ubicación geográfica, se trata de dos confederaciones adscritas a la FIFA y ambas tienen la misma reglamentación deportiva a nivel nacional. No obstante, como la misma FIFA establece, cada asociación puede expedir sus propias normas que se ajusten a las disposiciones locales. En el fútbol europeo se suscriben convenios deportivos y contratos de trabajo más largos que en el fútbol sudamericano. Los conflictos son de índole muy similar, pero con algunas variaciones en aspectos específicos que responden a la realidad concreta de cada una de esas federaciones. Es el caso, por ejemplo, de la participación de los jugadores en los traspasos, que en Colombia es del 8 por ciento en virtud de lo que establece el Estatuto del Jugador de la Federación Colombiana de Fútbol. En nuestro día a día, tenemos que lidiar con múltiples reclamaciones relacionadas con el pago de ese porcentaje, independientemente de si la transferencia es internacional o nacional. En muchos países no existen esos porcentajes establecidos en los reglamentos en favor del jugador.

«En el fútbol europeo se suscriben convenios deportivos y contratos de trabajo más largos que en el fútbol sudamericano. Los conflictos son de índole muy similar, pero con algunas variaciones»

Johan Cruyff Institute Colombia impartirá el primer diplomado en derecho deportivo semipresencial y tú formarás parte del profesorado que impartirá las clases presenciales en Bogotá. ¿Cuáles son las grandes ventajas de este programa y a quién va destinado?

Una de las grandes ventajas de participar en este programa es que se abordarán una gran variedad de temas que permiten adquirir conocimientos básicos, como por ejemplo, en el área del Derecho Deportivo Internacional, en materia contractual, en procedimientos disciplinarios ante federaciones internacionales como la FIFA, en confederaciones como la UEFA, la Conmebol; se hablará de procedimientos de dopaje y procedimientos arbitrales ante el Tribunal Arbitral del Deporte, prestando especial atención al fútbol por ser la industria más potente a nivel mundial.

El programa del Diplomado en Derecho Deportivo ha sido especialmente desarrollado para que los participantes puedan conocer los principales elementos, conflictos y soluciones que los profesionales afrontan en el día a día, como es nuestro caso. Está dirigido a aquellas personas que deseen completar su formación con un curso especializado en Derecho Deportivo o, por ejemplo, a deportistas o ex deportistas que quieran formarse en esta área una vez terminada su carrera deportiva y quieren seguir trabajando en la industria del deporte porque, sin duda alguna, va a adquirir un mejor conocimiento sobre los conceptos reales del derecho deportivo. Así que les invitamos a que formen parte de este programa y que se beneficien, no solo del curso tan completo y estratégicamente diseñado, sino de los docentes y profesionales que imparten las sesiones de este curso, que viven el derecho deportivo en la vida real. Conocer casos prácticos permite adquirir un conocimiento sea mucho más completo que si simplemente fuera un diplomado teórico.

DIPLOMADO EN

Derecho Deportivo Semipresencial en Colombia

El principal objetivo del Diplomado en Derecho Deportivo, estructurado en cinco semanas de formación online y una semana presencial en Bogotá, es dar a los participantes un conocimiento del derecho deportivo internacional y nacional colombiano, y descubrir los principales elementos, conflictos y soluciones a los que se enfrentan a diario los profesionales de la gestión de la industria del fútbol y del deporte, en general.

Más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The Magazine