Cruyff Foundation: la mejor jugada de Johan para crear espacio para niños y jóvenes vulnerables

junio 11, 2021

Cruyff Foundation: la mejor jugada de Johan para crear espacio para niños y jóvenes vulnerables

Niels Meijer, director de la Cruyff Foundation en los Países Bajos, tras su paso por Johan Cruyff Institute como manager en Ámsterdam y graduado del Máster en Gestión Deportiva, nos habla de la expansión internacional de la organización, la implicación de la familia y la referencia constante de Johan para seguir creando espacio para niños y jóvenes vulnerables de todo el mundo

Espacio. Espacio para moverse, para desarrollarse, para interactuar, para crecer, para ser libres. Espacio, herramientas, posibilidades y recursos para que, a través del deporte y el juego, los niños sigan siendo niños, sin importar la raza, el género, los recursos, las capacidades ni el entorno. Espacio es lo que la Cruyff Foundation crea y pone a disposición de los niños y jóvenes vulnerables de todo el mundo desde hace más de 24 años. Ese toque tan característico y letal de Johan Cruyff, ese regateo de piernas con el que creaba espacio entre las defensas rivales, levantó admiración y creó escuela. También despertó la atención de Jon Jon, un niño con síndrome de Down, vecino de Johan en su última etapa como jugador en Washington, con el que jugaba siempre que podía, para sacarlo de su aislamiento. Jon Jon sería, sin saberlo, la semilla de su fundación.

La sede de la Cruyff Foundation en los Países Bajos celebrará el próximo año su 25 aniversario con su estratega de expansión internacional consolidada y la misión y visión que Johan marcó en su día intactas. Actualmente asisten a más de 200.000 niños con o sin discapacidad en todo el mundo a través de sus tres grandes proyectos: los Cruyff Courts (presencia en 21 países, 266 campos construidos, 45 Cruyff Courts Especiales; 65.000 niños los usan semanalmente), Patio14 (presencia en 3 países, 520 patios, 81 en centros de educación especial; zona de recreo para 90.000 niños semanalmente) y Deporte Adaptado (50.000 niños con discapacidad hacen ejercicio cada semana y cada año se organiza para ellos el Open Day en Ámsterdam y Barcelona, una jornada deportiva que congrega a más de 1.500 niños en un mismo espacio).

«En la Cruyff Foundation nos mueve el pensar cada día qué haría Johan en cada situación. Hemos crecido internacionalmente, seguimos creciendo y consiguiendo un gran impacto; trabajamos con la misma energía y con muchas ganas de continuar su legado», dice Niels Meijer. Él es el director de Cruyff Foundation en los Países Bajos desde 2015 después de entrar en contacto con el legado de Johan Cruyff al retirarse como jugador de baloncesto profesional: primero como graduado del Máster en Gestión Deportiva y después como manager de Johan Cruyff Institute Ámsterdam.

De los orígenes de la Cruyff Foundation, de su estrategia de expansión, la implicación de la familia, entidades deportivas y gubernamentales; y de su último proyecto implementado y destinado a campos de refugiados, nos habla en esta extensa entrevista, en la que la referencia a Johan Cruyff está en todo momento presente.

Si tuvieras a Johan delante, ¿cómo le explicarías cómo ha cambiado su fundación a lo largo de los años y en qué se ha convertido?

Me gusta mucho esta pregunta porque siempre nos preguntamos lo mismo. Seguimos echándole de menos todos los días, sobre todo su perspicacia, siempre pensaba más allá, en el futuro, y nosotros, a día de hoy, seguimos preguntándonos siempre: ¿qué habría hecho Johan en esta situación? Incluso está escrito en una de las paredes de la oficina: ‘¿qué habría hecho Johan? Le explicaría que hemos crecido internacionalmente, que seguimos creciendo, quizá un poco más estructurados de lo que él estaba acostumbrado, y que estamos teniendo un gran impacto. Creamos espacios para los niños, para que se desarrollen en el deporte y el juego, principalmente en los Países Bajos, España, Reino Unido, Sudáfrica y Malasia. También le diría que nos va muy bien, trabajando muy bien junto con la Fundación Cruyff en Barcelona. Estamos generando un gran impacto en los niños vulnerables, especialmente en las zonas privadas, con los Cruyff Courts, trabajando para niños discapacitados, y ahora también para niños en campos de refugiados. Y me gustaría decirle que seguimos trabajando con la misma energía, o quizás incluso más que antes, y con muchas ganas de continuar su legado.

«A Johan le explicaría que hemos crecido internacionalmente,que estamos teniendo un gran impacto y que seguimos trabajando con la misma energía, o quizás incluso más que antes, y con muchas ganas de continuar su legado»

Remontémonos a los orígenes: ¿cómo y cuándo se fundó la institución y qué llevó a Johan a crearla?

Todo empezó cuando Johan jugaba en Washington, en Estados Unidos. Vivía junto a un niño con síndrome de Down, que se llamaba Jon Jon. Se hicieron amigos, tenían una gran complicidad, aprendió incluso a nadar y también a jugar al fútbol con él. Y un día, Johan llegó de un partido fuera de casa y vio a Jon Jon jugando con otros niños que le decían ‘si puedes jugar a fútbol con Johan, puedes jugar a fútbol con nosotros’. Creo que ahí se plantó la semilla para crear su propia ONG, hace ya 24 años. El año que viene cumplimos 25 años y seguimos haciendo lo que él empezó entonces: ayudar al desarrollo de los niños a través del deporte o el juego, porque es muy poderoso.

Cruyff Foundation: la mejor jugada de Johan para crear espacio para niños y jóvenes vulnerables

Niels Meijer, en la inauguración de un Cruyff Court en Buenos Aires.

Desde Estados Unidos hasta la India, desde el norte de Europa hasta Sudáfrica, la Fundación lleva a cabo cada vez más proyectos y cada día son más los embajadores que se unen a la causa. ¿Cuál de las reglas de Johan Cruyff te gustaría que nunca se olvidara?

En cada proyecto que hacemos, por ejemplo, los Cruyff Courts, campos multifuncionales que construimos en todo el mundo y que son mucho más que un campo porque también formamos a los entrenadores, hay un cartel que muestra ‘Las 14 reglas de Johan Cruyff’. Son 14 reglas porque su número era el 14. Y mi regla favorita es ‘ser un jugador de equipo’, porque, como decía Johan, «no puedes hacerlo solo, tenemos que hacerlo juntos». Y creo que eso es exactamente lo que estamos haciendo y lo que nos hace tener éxito, porque no lo hacemos solos. Siempre trabajamos con socios locales, con otras ONG, con ayuntamientos, con gobiernos, con voluntarios, con embajadores, con socios que nos apoyan. Esa es la clave del éxito. Así que me encanta esa regla de Johan Cruyff.

«Mi regla favorita en el cartel de ‘Las 14 reglas de JOhan Cruyff’ es ‘ser un jugador de equipo’ porque eso es exactamente lo que estamos haciendo; siempre trabajamos con socios locales, otras ONG, ayuntamientos, gobiernos, voluntarios, embajadores y socios que nos apoyan y esa es la clave del éxito»

Te incorporaste como director de la Cruyff Foundation en 2015. ¿Cuál es tu misión y qué es lo que más te llena?

Permíteme empezar diciendo que cuando me incorporé a la Cruyff Foundation venía de Johan Cruyff Institute, de la parte educativa, y pasé a la ONG. Llegué a una organización que estaba muy bien estructurada, con unas bases extraordinarias. Mi predecesora, Carole Thate, me dejó una organización muy saludable y exitosa. Eso me ayudó mucho. Pero pregunté a los miembros de mi junta directiva qué tenía que hacer para tener éxito. Había tres cosas: la necesidad de tener algo más de estructura en el equipo y necesitábamos también una estrategia internacional. Antes nuestra estrategia era que donde fuera Johan Cruyff, íbamos nosotros, por eso estábamos en todo el mundo. Pero necesitábamos una estrategia. Y, por supuesto, un gran reto para cualquier ONG es la recaudación de fondos y también lo es para nosotros. Creo que, en todos los aspectos, hemos crecido. Ahora hay una estrategia internacional que nos ayuda a crecer y a hacerlo de forma sostenible. También en la recaudación de fondos, cada año damos algunos pasos y aumentamos nuestro presupuesto. Eso es muy bueno. Y, como he dicho antes, el año que viene es nuestro 25 aniversario, así que, de cara al futuro, mi misión será lograr un mayor impacto, lo que significa que la calidad de nuestros proyectos y la asistencia deben estar ahí. Ese debería ser nuestro objetivo para los próximos dos años.

Cruyff Foundation: la mejor jugada de Johan para crear espacio para niños y jóvenes vulnerables

Cruyff Court en el campo de refugiados de Lesbos, inauguración a la que acudió Susila Cruyff.

Uno de los lemas de Johan era: «Si puedes ayudar a alguien, deberías hacerlo» y su forma de hacer las cosas inspiró a mucha gente a pensar más allá, fuera de los estándares. Los Cruyff Courts en los campos de refugiados de Lesbos y Samos son un gran ejemplo de ello. ¿Cómo surgieron estos proyectos?

En realidad, era un gran deseo de la familia, y desde que empezamos, teníamos claro que estábamos allí por los niños y jóvenes vulnerables. Así que, independientemente de su cultura, su origen, su género o sus discapacidades, éste es el grupo para el que queremos trabajar. Queremos ayudar a esos niños y jóvenes. La familia, y especialmente Susila Cruyff, hija de Johan, tenía el gran deseo de hacer algo por los refugiados. Empezamos un proyecto en los Países Bajos, que tuvo mucho éxito y nos ayudó a tener las primeras experiencias de trabajo con este grupo objetivo, porque en cierto modo es muy diferente a los casos que conocemos de los Cruyff Courts o de los niños con discapacidad. Después, empezamos a buscar una asociación con otra ONG que pudiera ayudarnos en el proceso, porque no hay que hacerlo solos, hay que hacerlo juntos. Y empezamos a trabajar con ‘Movement on The Ground’, que se dedican a la ayuda de refugiados, principalmente en las islas griegas, por ejemplo, en Lesbos. Y desde el principio compartimos el mismo ADN. Además, son muy hábiles sobre el terreno. También son muy innovadores y creativos. Hubo una conexión desde el principio y desde entonces trabajamos con ellos. Tenemos un proyecto muy interesante y exitoso en Lesbos, en el campo de refugiados.

«Los Cruyff Courts en campos de refugiados era un gran deseo de la familia y, especialmente de Susila Cruyff, hija de Johan»

¿Hay algún otro proyecto nuevo en el que estéis trabajando y del que pueda hablarnos?

Os comentaba acerca de la estrategia internacional, que nos ha llevado a centrarnos en los Países Bajos, Reino Unido, España, Sudáfrica y Malasia. Pero me complace anunciar que vamos a añadir otro país, China. Allí hay un gran desarrollo en deporte y en fútbol, principalmente. Así que estamos deseando empezar nuestros primeros proyectos allí. Ese será uno de los principales objetivos en los próximos dos años.

Otro proyecto que hemos iniciado y desarrollado en los últimos meses es en los Países Bajos. Se trata de los Juegos de Verano, los Juegos de Invierno y los Juegos de Verano, y todo empezó a raíz del Covid. Ya existía mucha inactividad entre los jóvenes, que no son demasiado activos en deporte o podrían serlo más, y especialmente durante el Covid, cuatro de cada cinco jóvenes en los Países Bajos estaban totalmente inactivos. Así que pusimos en marcha los Juegos de Verano y, con la ayuda de nuestro gobierno y de los departamentos de salud, pudimos generar algunas iniciativas positivas a través de nuestros Cruyff Courts. En casi todos los ayuntamientos de los Países Bajos tenemos un Cruyff Court y nuestros coaches pudieron organizar eventos y actividades positivas para esos jóvenes. Lo llamamos ‘los Juegos de Verano’ y realmente nos gustaría continuar.

¿Cuál es la colaboración e implicación del gobierno holandés con la Cruyff Foundation?

Lo que comentaba de ‘los Juegos de Verano’ es uno de los ejemplos. En este caso, es un socio financiador, aporta subvenciones y son muy importantes. Es una institución con la que nos gustaría entablar una conversación más profunda para que también tenga influencia en todas las actividades dentro del sector deportivo o dentro del sector de las ONG. Pero no sólo trabajamos con ellos como institución, también lo hacemos muy estrechamente con las loterías, en este caso, la lotería nacional de los Países Bajos y del Reino Unido, y también recibimos subvenciones de la UE, de la UEFA y de la FIFA; son muy importantes para nosotros y tienen la misma misión. Junto con ellos, podemos poner en marcha proyectos para ayudar a los niños y jóvenes que realmente lo necesitan.

«Seguimos echando mucho de menos a Johan y tenemos muchas ganas de seguir adelante con su legado y asegurarnos de que se mantenga en el futuro, pero realmente necesitamos a la familia en esto. Y es extraordinario ver la implicación que sigue teniendo en las actividades de la Cruyff Foundation»

¿Qué nos puedes decir de la implicación de la familia?

Seguimos echando mucho de menos a Johan y tenemos muchas ganas de seguir adelante con su legado y asegurarnos de que se mantenga en el futuro, pero realmente necesitamos a la familia en esto. Y es extraordinario ver la implicación que sigue teniendo en las actividades de la Cruyff Foundation, y especialmente Susila, que también participa en los consejos de la Cruyff Foundation en los Países Bajos, y en el consejo de la Fundación Cruyff en España. Y es increíble cómo se parece a su padre, no sólo físicamente, sino también en su manera de hablar y de pensar, pero sobre todo su pasión por los niños que estamos ayudando. Para nosotros es muy importante que la familia siga tan involucrada.

Ahora eres el director de la Cruyff Foundation, pero has formado parte de otras iniciativas del legado de Johan. Eres graduado del Máster en Gestión Deportiva de Johan Cruyff Institute y antiguo director de la sede de Ámsterdam. ¿Cómo te ayudó el Máster en Gestión Deportiva a hacer la transición al mundo de la empresa después de retirarte como ex jugador profesional de baloncesto?

Me ayudó mucho. Para mí fue muy importante. Fui jugador profesional de baloncesto durante 11 años, pero tuve que retirarme muy joven, con 28 años, por una lesión. Era fisioterapeuta, pero no quería ejercer. Así que me encontraba en una encrucijada, sin saber qué hacer. Encontré mi camino en Johan Cruyff Institute, al estudiar el Máster en Gestión Deportiva. Me ayudó mucho a transferir las competencias que tenía en la pista de baloncesto a competencias que podía utilizar en el ámbito empresarial. Por ejemplo, en mis últimos años de jugador, fui el capitán del equipo. Ya tienes ciertas competencias como capitán, pero no te sirve de nada si no puedes transferirlas a la gestión. Tienes las competencias de liderazgo, pero necesitas transferirlas. Eso me ayudó mucho. Y, por supuesto, los fundamentos básicos, los conocimientos que necesitas como gestor. Por ejemplo, cómo leer un balance de cuentas u otros aspectos financieros o de comunicación y marketing. Y eso es lo que me gusta del Máster en Gestión Deportiva; es un máster muy amplio y a la vez muy práctico y te ayuda a obtener estos conocimientos para utilizarlos como gestor.

«Cuando me retiré como jugador profesional de baloncesto, me encontraba en una encrucijada, sin saber qué hacer y encontré mi camin en Johan Cruyff Institute, estudiando el Máster en Gestión Deportiva»

¿Crees que podrías dirigir la Cruyff Foundation ahora, o Johan Cruyff Institute Ámsterdam en el pasado, sin tener ese máster?

Me ha ayudado mucho. Tienes algunas cualidades como deportista. Por ejemplo, tu capacidad de manejar las emociones, de establecer metas, de fijarte objetivos personales y de equipo, de trabajar de manera estructurada o disciplinada. Pero, como he dicho, eso no significa nada si no puedes usarlo, además de en la pista, en una empresa. Estudiar el máster también me ayudó a conocer gente nueva, a crear una red de estudiantes, ex estudiantes, profesores, organizaciones deportivas… Para mí fue una forma muy bonita de empezar mi segunda carrera.

A veces, sigo echando de menos los vítores y los aplausos de los aficionados, eso es algo que nunca se recupera. Pero creo que mentalmente y físicamente sigue siendo importante estar en forma. Y, sobre todo la mente, es algo que tienes que desarrollar cuando pasas de una pista de baloncesto al mundo empresarial. Y es algo que puedes entrenar. Siempre les digo a los estudiantes, cuando les hablo de liderazgo, que persigan sus sueños, su pasión. Mi pasión era el baloncesto, pero ahora mi pasión es el desarrollo de los niños. Y, como has dicho, cuando ves la sonrisa en sus caras, cuando puedes hacer algo por ellos, no tiene precio.

Cruyff Foundation: la mejor jugada de Johan para crear espacio para niños y jóvenes vulnerables

Cada vez nuevos embajadores se unen a la causa. La ex jugadora de fútbol profesional Anouk Hoogendijk es una de ellos.

«Como deportista tienes ciertas cualidades y competencias, y el máster te ayuda a transferirlas al mundo de la gestión. Para mí, fue una forma muy bonita de empezar mi segunda carrera»

¿Qué conexión existe entre Johan Cruyff Institute y la Cruyff Foundation?

En primer lugar, somos el legado, somos la parte social de ‘The World of Johan Cruyff’. Nos considero una familia. Y se traslada a los programas. Tenemos el MOOC, que presentamos juntos; es un programa gratuito que ofrece Johan Cruyff Institute, pero el contenido es sobre la Cruyff Foundation, y realmente nos ayuda, nos da algunas ideas. Además, mis compañeros y yo mismo damos ponencias a los estudiantes del Institute, tenemos ex estudiantes trabajando en la Cruyff Foundation, tenemos la carrera ‘14K run’ en Ámsterdam en la que los estudiantes nos ayudan a organizar el evento para la recaudación de fondos… Así que hay muchos vínculos y conexiones entre la Cruyff Foundation y Johan Cruyff Institute y estoy convencido de que en el futuro podemos hacer mucho más.

«La conexión entre la Cruyff Foundation y Johan Cruyff Institute está ahí; somos el legado, la parte social de ‘The World of Johan Cruyff’, somos una familia»

¿Cómo trabajáis con la Fundación Cruyff en Barcelona?

Muy bien. Hemos dado muy buenos pasos en los últimos dos años, realmente sabemos cómo encontrarnos, hablamos todas las semanas. Somos organizaciones autónomas, pero estamos muy bien alineados en cuanto a la comunicación, acciones de marketing, patrocinios, y en todas las cosas que estamos haciendo. Así que ni siquiera somos organizaciones hermanas, somos una sola organización.

No podemos terminar esta entrevista sin hablar de lo complicado que ha sido el último año para todos. ¿Cómo ha vivido la Cruyff Foundation el año del Covid?

Creo que, como muchas organizaciones. Ha sido duro, todo un reto. En primer lugar, para los niños de nuestros proyectos. Los niños y jóvenes vulnerables necesitan estructura, ejercicio, deporte e impulsos positivos. Y cuando esto desaparece, porque esto fue lo que ocurrió durante los dos primeros confinamientos al no poder salir, para estos niños, especialmente, es devastador. Así que nos alegramos mucho de que, en el caso de los niños y jóvenes de los Países Bajos, pronto pudieran volver a salir a la calle. Pero vimos, por otro lado, con nuestros proyectos en Sudáfrica o en Malasia, que ese no fue el caso. Así que es un reto para nosotros descubrir cómo mejorar esto en el futuro. En segundo lugar, respecto a la financiación, todos nuestros eventos de recaudación de fondos fueron cancelados. Eso nos hizo tener menos ingresos en 2020 y necesitamos recuperarlos este año. Por otro lado, Johan siempre nos enseñó que toda desventaja tiene su ventaja. Así que enseguida empezamos a ver las ventajas de esta crisis. Además, como se suele decir «nunca desperdicies una buena crisis». Pues bien, eso es lo que hicimos. Nos centramos en nuestros proyectos y nos volvimos mucho más creativos, reaccionando sobre la marcha.

«El año del Covid ha sido duro, todo un reto. Los niños y jóvenes vulnerables necesitan estructura, ejercicio, deporte e impulsos positivos, y cuando esto desaparece, para ellos es devastador»

Un ejemplo es nuestro Open Day. Siempre lo organizamos en el Estadio Olímpico de Ámsterdam. Alrededor de 1.500 niños con discapacidad venían al estadio y vivían uno de los mejores días de actividades deportivas de su vida. Pero en esta ocasión no podían venir al Estadio Olímpico. Así que, lo que hicimos fue acudir a ellos, con muchos embajadores, futbolistas y deportistas famosos, desplazados a sus escuelas para vivir una bonita jornada deportiva, un gran evento.  Como he dicho, siempre hay que mirar el lado positivo, ver las cosas que se pueden hacer. Así es como Johan afrontaría también esta situación.

MÁSTER EN

Marketing y Gestión Deportiva Semipresencial Barcelona

El objetivo principal del Máster en Marketing y Gestión Deportiva es acompañarte en tu desarrollo como profesional integral de la gestión deportiva y capacitarte en la utilización de los instrumentos de gestión para reconocer oportunidades de negocio, establecer estrategias, anticiparte a los cambios, optimizar recursos y analizar la información con criterio.

Inscripciones abiertas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The Magazine