Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica

Mayo 5, 2017

Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica - Johan Cruyff Institute

Cientos de miles de personas, el mismo día, a la misma hora, en todo el mundo participan en la Red Bull Wings For Life World Run, el evento deportivo y la activación de patrocinio sin competencia a nivel mundial

Cientos de miles de personas de todo el mundo, unidas por una misma causa, el mismo día y a la misma hora, acudirán un año más a la llamada de Red Bull para participar en uno de los eventos deportivos más impactantes del planeta, la Red Bull Wings For Life World Run. Impactante a nivel social, de imagen de marca, de recursos organizativos y de activación de patrocinio. Red Bull vuelve para dar alas a todos aquéllos que se unan a su causa benéfica y, bajo el lema ‘correr por los que no pueden’, seguir entre todos recaudando fondos para la investigación de las lesiones de médula espinal.

Si hay una marca referencia en el mundo del marketing y el patrocinio deportivo a nivel mundial, ésta es Red Bull. La multinacional austríaca de bebidas energéticas tiene una imagen de marca claramente definida: es la marca de los que se atreven, de los aventureros, de aquéllos a los que les mueve el riesgo, la adrenalina, de los que no se conforman y no se ponen límites. Mucho menos físicos. Porque Red Bull Wings for Life nace de una historia personal de superación que conmovió al mismísimo señor de las latas, el multimillonario y fundador de Red Bull, Dietrich Mateschitz.

Su gran amigo y ex campeón mundial de motocross, Heinz Kinigadner, estaba disfrutando del Gran Premio de Alemania de MotoGP en 2003 cuando recibió una llamada que le cambiaría la vida: su hijo, Hannes, acababa de sufrir un severo accidente mientras participaba, en nombre de su padre, en una carrera benéfica en Austria. Tenía 19 años. Hannes superó en los primeros instantes tumbado en la camilla dos paradas cardíacas, un infarto cerebral y síntomas de asfixia, pero quedó postrado para el resto de su vida en una silla de ruedas con parálisis del cuello para abajo. Ahí empezó su lucha personal y la de su padre para buscar recursos que ayudaran a la investigación sobre las lesiones de médula espinal. Dietrich Mateschitz acudió a la llamada de su amigo para crear la mundialmente famosa Wings For Life Foundation.

La Red Bull Wings For Life World Run es uno de los eventos más impresionantes de la Fundación, una carrera de proporciones épicas con el sello de la marca: no podían organizar una carrera al uso, con salida y meta, sino que inventaron una nueva manera de correr: gana aquel que consiga aguantar más tiempo corriendo. La lucha personal de todos los que forman parte de Wings For Life es una carrera de superación y su prueba más emblemática debía ser fiel a esa filosofía. Los organizadores de la prueba decidieron hacer un guiño a los fundadores de la marca, grandes apasionados del mundo del motor: utilizar coches equipados con sensores, a los que llaman Catcher Cars, para poner a prueba la resistencia de los participantes.

En esta cuarta edición, la fecha escogida es el 7 de mayo; la hora, las 11am (UTC) y los puntos, ciudades emblemáticas en 24 países en todo el mundo. Se espera que más de 150.000 runners se unan al movimiento. Treinta minutos más tarde se pondrán en marcha los Catcher Cars a una velocidad de 15 Kms/h. El ritmo de los coches irá aumentando conforme vaya avanzando la prueba hasta alcanzar los 35 kms/h. Ganará, como siempre, aquel participante que aguante más tiempo siendo perseguido y sea alcanzado por el vehículo en último lugar.

Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica - Johan Cruyff Institute

Red Bull cuenta para este evento, al volante de sus coches, con varios de sus embajadores y deportistas patrocinados más ilustres. Caras conocidas como las de Carlos Sainz Jr., piloto de Fórmula Uno; David Coulthard, otro campeón de los monoplazas ya retirado, el futbolista mejicano Rafa Márquez; el saltador base de la estratosfera Felix Baumgartner; el medallista olímpico de esquí alpino Henrik Kristoffersen; Reini Sampl, deportista multidisciplinar que prueba ahora suerte en los rallies después de un accidente en 1996 le dejara paralítico y practicara también baloncesto en silla de ruedas y ganara tres oros olímpicos en esquí; Adil Khalid, el campeón de la Volvo Ocean Race, o la más joven promesa de la Fórmula Uno, Max Verstappen. Todos ellos, entre otros, se han unido a esta activación de patrocinio a nivel mundial.

Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica - Johan Cruyff Institute

En 2014, y tras dos años de desarrollo e intensa planificación, vio la luz la primera edición de la prueba. Como comenta Anita Gerhardter, CEO de Wings For Life, “fue desde el principio un gran reto organizativo. Establecimos el punto de control de carrera en Spielberg (Austria) con un equipo de cronometradores, técnicos y expertos en comunicación y empezaron a llegar datos, imágenes e historias de todo el mundo. Fue y sigue siendo cada año realmente emocionante. Recuerdo con especial emoción el momento en que pudimos ver al primer participante en silla de ruedas, Aaron Anderson, que cubrió más de 64 kilómetros”.

Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica - Johan Cruyff Institute

Centro de operaciones de la Red Bull Wings for Life World Run

Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica - Johan Cruyff Institute

Anita Gerhardter, CEO de Wings For Life

Red Bull no parece tener techo ni competidor en la organización de eventos deportivos. Es la propia empresa la que se marca retos para superar sus propios límites y con la Fundación han hecho lo mismo. El año pasado superaron las 130.000 inscripciones, participaron corredores de 203 nacionalidades distintas, se recorrieron 1.255.000 kilómetros (lo que supone 3,3 veces la distancia de la tierra hasta la luna); se recaudaron 6,6 millones de euros que fueron donados íntegramente a la investigación de lesiones de médula espinal, y movilizaron a 16.000 voluntarios. Otro récord y una muestra más de la identificación social que consigue una marca como Red Bull a través del mundo del deporte: el atleta de mayor edad contaba con 99 años y recorrió 2,3 kilómetros antes de ser alcanzado.

Miles de historias personales volverán a dar visibilidad a la prueba y a Red Bull en la edición de este año. El mundo se teñirá de los colores de este icónico Toro Rojo que sigue dando alas al patrocinio internacional.

Red Bull da alas al mundo por una causa benéfica - Johan Cruyff Institute

MÁSTER EN

Marketing Deportivo & Patrocinio Online

El objetivo principal del Máster en Marketing Deportivo y Patrocinio es acompañarte en tu desarrollo como profesional integral del marketing deportivo y el patrocinio, y capacitarte en la utilización de los instrumentos de marketing aplicados al deporte para reconocer oportunidades de negocio, establecer estrategias en industrias creativas, anticiparte a los cambios, optimizar recursos y analizar la información con criterio.

Inscripciones abiertas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The Magazine

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!